Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Dirty Dancing (1987, Emile Ardolino) Dirty Dancing


Para mi Bea. Bailemos hasta quedar exhaustos ...

"¡ A mí me da miedo todo! Me da miedo lo que vi, me da miedo lo que hice, quién soy, y especialmente tengo miedo de salir de este cuarto y no volver a sentir en toda mi vida lo que siento estando contigo."

" No permitiré que nadie te arrincone."



 1990. Un imberbe chavalín de 9 años pasaba junto a su familia las vacacionesde verano en un balneario salmantino. De entre las variadas actividades que se ofrecían a los jóvenes en aquel idílico balneario (natación, tenis, terapia termal ...) había una que copaba la mayoría de su tiempo: las proyecciones cinematográficas. Así es, todas las mañanas, sobre las once de la mañana, en lugar de refrescarse en la piscina, él y otros futuros antisociales se refugiaban de la canícula en una pequeña sala con una televisión, un reproductor Vhs y unas decenas de películas (ahh, y aire acondicionado). Algunos de los títulos que cayeron fueron Terminator 2, La mujer explosiva, Solos con nuestro tío ... Dirty Dancing fue otra de ellas. Y sí, suponéis bien: el friqui que huía de la piscina en pos de quemar su retina frente al televisor era yo. 

 Y hablando de verano ...

Verano de 1963 (aún no habían matado a Kennedy), la familia Houseman va a pasar el verano en un resort situado en las montañas Catskill llamado Kellerman´s. A "Baby"(Jennifer Grey)  , una soñadora chica de diecisiete años, la acompaña su padre el doctor Jake (Jerry Orbdach), su madre Marjoire (Kelly Bishop) y su hermana Lisa (Jane Brucker). Pero los cimientos de esta familia de bien se tambalearán cuando Baby conozca a John Castle (Patrick Swayze), un profesor de baile...



La historia de Dirty Dancing contiene tintes biográficos de su guionista Eleanor Bergstein: su padre era doctor y le llamaba Baby , veraneaba en las Catskills y practicó "dirty dancing". El personaje de John Castle está basado en un bailarín llamado Mike Terrace al que Bergstein conoció en su juventud. 
El guión fue rechazado por varias productoras hasta que una recién nacida Vestrom Pictures lo aceptó. Se eligió a Emile Ardolino como director aunque nunca hubiera rodado una película para el cine (venía del mundo de la televisión y había ganado un Oscar en 1984 por el documental He Makes Me Like Dancing) por el entusiasmo que mostró acerca de las posibilidades de la película. El coreógrafo fue Kenny Ortega. El presupuesto de Dirty Dancing fue muy bajo, seis millones de dólares, cuando un presupuesto normal rondaba por entonces los doce . La película, pese a transcurrir en verano, fue rodada en otoño (tuvieron que pintar las hojas de los árboles de verde), por eso no se encontraron alojamientos en los Catskills y las localizaciones se asentaron en Lake Lure (Carolina del norte) y en Mountain Lake Hotel (Virginia). 

Para elegir a los actores Ardolino quiso desde el principio que fuesen bailarines que supiesen actuar. La primera en ser elegida fue Jennifer Grey (cuyo padre, también bailarín, había ganado un Oscar por Cabaret en 1972). Para el papel de Castle se barajó en un primer momento a Billy Zane, pero las pruebas de baile con su compañera no dieron los resultados esperados. El papel recayó en Swayze, pese a que su agente se oponía. Swayze y Grey habían trabajado ya juntos en Amanecer Rojo (1984). También ser barajaron nombres como los de Val Kilmer y Sarah Jessica Parker.


El rodaje comenzó el 5 de septiembre de 1986 en mitad de una ola de calor de 41º que produjo lipotimias a varios actores, además, Swayze se lesionó la rodilla. Para colmo las temperaturas bajaron drásticamente hasta los 4º causándoles un frío tremendo en la escena del lago. Habría que sumar a estos inconvenientes el hecho de que la relación entre Grey y Swayze no era de todo buena (este problema ya se arrastraba desde Amanecer Rojo), aunque parece ser que los ánimos se calmaron y lograron trabajar bien. 
Pero no todo fueron complicaciones. A los actores se les permitió beber alcohol y bailar a su antojo para meterse en la piel de los personajes y Ardolino dio pie a la improvisación de muchas escenas. Como curiosidad señalar que la escena en la que John acaricia el brazo de Baby y esta se ríe causando el enfado de Swayze fue real.



A pesar de un inicio flojo en taquilla la recaudación terminó por ser fantástica superando los 170 millones en pocos meses y siendo la primera película que logró alquilar más de un millón de copias en los videoclubs. Y eso teniendo en cuenta que Dirty Dancing escandalizó por tratar sin tapujos temas tan controvertidos en los EEUU como el aborto o la crítica a las pudientes clases sociales.. Y es que Dirty Dancing es una de las películas favoritas y más vistas por el público femenino aún hoy día ¿En qué radica el secreto de su éxito? Pues yo creo en que las protagonistas absolutas de esta película son las mujeres.

En primer lugar Jennifer Grey representa a una chica normal, no una belleza al uso (como si lo era Cynwthia Rhodes en su papel de Penny). Esto en fundamental para que la mayoría de mujeres se identifiquen con ella. Además, sufre una transformación vital, no sólo por el descubrimiento del sexo, sino por el cambio de su mentalidad idealista a otra mucho más realista en la que termina por poner al descubierto la hipocresía de su padre (y de la clase a la que ella pertenece) en un maravilloso diálogo : "Siento haberte mentido, pero tú también me mentiste. Me dijiste que todos éramos iguales y que merecíamos la misma oportunidad. Pero hablabas de los que son como tú. Deseabas que yo cambiara el mundo, que lo mejorara. Pero te referías a que me hiciera abogado o economista y a que me casara con alguien de Harvard..."


En segundo lugar, el ya mencionado tema del aborto, tratado aquí sin ningún tipo de tapujos ni ambigüedad moral : Penny tiene claro que va a abortar y ella decide. No hay margen de lo contrario, ni siquiera pese a que arriesgará su vida en manos de un "carnicero".

En tercer lugar, la relación entre Baby y John no es una relación de amor al uso. Se produce un cambio de roles nunca visto. Será Baby la que termine, en una transformación radical, por convertirse en la personalidad fuerte de la relación frente a un Castle que destruirá su imagen de tipo duro en un arranque de sinceridad brutal : "Me utilizan a mí", le contesta a Baby en referencia a las relaciones que hasta entonces mantenía con sus ricachonas clientes. 


Por último, y más evidente, Dirty Dancing es una película muy entretenida que invita a la alegría con sus estupendas coreografías (recordemos obra de Kenny Ortega) y una banda sonora que quita el hipo y que vendió 32 millones de copias y logró permanecer 18 semanas en el número 1 del Billboard. 
Resulta curioso que la canción She´s Like the Wind la canta Patrick Swayze. Esta canción la había escrito Swayze junto con Stacy Widelitz para la película Grandview U.S.A. ,sin embargo quedó fuera de la banda sonora. Cuando Swayze le puso la demo a la productora Linda Gottlieb y al director Ardolino les encantó y se la pasaron a los productores ejecutivos de la banda sonora quienes no dudaron en incluirla. 
La canción principal , (I´ve had) The Time of My Life, ganó el Oscar a la mejor canción original en 1988.



El legado de Dirty Dancing continuó con una segunda parte, Dirty Dancing: Habana Nights (2004), un musical (que vi en Gijón precisamete este año cuando se cumplió el 30 aniversario de su estreno) y un remake estrenado este año que creo que es horrendo.

TRAILER


No hay comentarios: