Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Solo En Casa (1990, Chris Columbus) Home Alone



Queridos Ochenters, hoy os traigo un comentario sobre una película afincada en nuestra infancia y que respira Navidad por todos lados, de hecho podríamos decir que esta película es a la Navidad lo que Bing Crosby a los villancicos (os guste esta festividad o no, que es irrelevante)
Os hablo ni más ni menos que de “Solo En Casa”, dirigida por Chris Columbus y escrita por John Hughes, que quizás así no os suenen de nada, pero el señor Columbus tiene en su haber, ya sea como director o guionista, algunas joyitas como “Los Gremlins”, “Los Goonies”, “Harry Potter Y La Piedra Filosofal” o “Harry Potter Y La Cámara Secreta”, y, además de éstas, está metido en faena con “Gremlins 3” y “Los Goonies 2”

Hughes por otro lado, también atesora alguna entretenida comedia familiar como “Solos Con Nuestro Tío”, la desternillante “Mejor Solo Que Mal Acompañado” o la película que nos ocupa, “Solo En Casa” y su secuela “Solo En Casa 2, Perdido En Nueva York”.

Centrémonos en lo que nos ocupa, estamos hablando de una de las comedias familiares más famosas de todos los tiempos, con un Macaulay Culkin en la cima y unos “secundarios” de infarto.

Pero como siempre, vamos a ponernos en situación. Estamos ante La Familia McCallister, familia de siete miembros y como es normal en estos casos, el desorden y el caos reina. 


A esta familia, ya de por sí superpoblada, se le suman el gorrón del tío Frank, hermano del padre de familia, y la tía Leslie con sus cinco hijos.


También tenemos a Heather, hija del tercer hermano de los McCallister, Rob McCallister y de Georgette que viven en París, pero que por estudios se encuentra en Chicago, lugar de residencia del resto de McCallister.


Bien, ordenado un poco esta caótica familia pasemos a desgranar la trama. Kevin McCallister, nuestro protagonista indiscutible, es el menor de cinco hermanos (ahí queda eso) y como suele pasar, el que se siente menos importante.
A parte, y durante las fechas navideñas, se encuentran conviviendo en la misma casa los tíos de Kevin, Frank y Leslie más sus cinco hijos (¡viva!) y la prima Heather, ya que todos van a viajar a París a reencontrarse con Rob y Georgette y así pasar las fiestas juntos.
En esta escena se nos presenta a casi toda la estrafalaria familia; por ejemplo a la madre de Kevin, Kate McCallister, interpretada por Catherine O’Hara


a la cual tengo mucho cariño desde pequeño y en especial por su Delia en Beetlejuice, a parte de sus papeles en el cine, con mayor o menor fortuna. Pero hay un papel en especial, que a muchos os encanta, y quizá no sepáis que ella dio vida a ese personaje (también con Tim Burton de por medio) Este personaje no es otro que…


Exacto, Sally de “Pesadilla Antes de Navidad”, uno de los personajes más queridos de los últimos tiempos del cine de animación.

También se nos presenta a Buzz, el hermano mayor de Kevin. Interpretado por Devin Ratray, que, a pesar de no haber dejado el mundo del cine, no ha hecho nada que haya tenido la misma repercusión.

"Kevin, serás pasto de mi tarántula"
Al primo que se orina en la cama, que no para de beber Pepsi y tiene que dormir con Kevin, Fuller.

"Fuller, bebe más despacio que te va a sentar mal" (Cejas cejas)
Al gorrón del tío Frank, que no piensa pagar nada ya que está en casa de su hermano

"Es la casa de mi hermano, él te pagará"

Y por supuesto, a Kevin McCallister, interpretado por Macaulay Culkin, que, tristemente, no supo llevar el éxito cosechado en su niñez, pero que sin él nada hubiera sido lo mismo…



Durante la cena de esa misma noche, y con un Kevin ya frustrado, éste discute con su hermano Buzz que se ha comido toda la pizza de queso, su favorita


por lo que termina castigado, y teniendo que dormir solo en el desván.

"¿Has visto el lío que has organizado?" Tío Frank

Pero antes de seguir, debo hacer un alto en el camino ya que aquí hay una de las curiosidades que más tarde aclararon Columbus y Hughes, y es que todos nos preguntábamos, cómo no se dan cuenta que falta Kevin en el embarque, si deberían de tener un billete de sobra ¿no? Pues no, en esta escena y durante la pelea vemos cómo se derraman las bebidas que está tomando la familia y caen sobre los billetes…



…que el padre de Kevin se apresura en secar, pero debido al estrés de la situación y sin percatarse, tira a la basura uno de los billetes de avión.


Así queda resuelto ese “fallo” de guion que muchos pensamos como tal en su día, pero que por la rapidez de la escena no nos llegamos a dar cuenta.

Bien, durante la noche, una fuerte tormenta derriba una rama de árbol sobre el tendido eléctrico y telefónico dejando sin luz e incomunicada a la familia, por lo que, sin despertador que los avise, llegan tarde a coger el avión. Acelerados y con un rápido recuento de cabezas de los niños por parte de la prima Heather, que toma al hijo cotilla de los vecinos que curiosea en las cosas de la familia McCallister por Kevin, se marchan. Al poco, Kevin despierta y ve que no hay nadie en casa.

Ya en el avión, y con el tío Frank queriendo robar las copas de champán que ponen en los vuelos de primera clase (cuñadísimo bien retratado) la madre de Kevin empieza a sospechar que algo va mal, que se les ha olvidado algo pero no sabe qué es, y aquí vemos una de las escenas más recordadas y que se repite en la secuela y es el grito desesperado de la madre de Kevin, Kate, al acordarse de su hijo, que no vio bajar del desván. 

"¡Kevin!"














Y aquí sigue la historia que como vemos no es más que una excusa para ponernos en situación. Ya con todos en su sitio, es cuando empieza a ponerse la cosa interesante, sobretodo porque entran en escena dos personajes que, para suerte de todos, casaron a la perfección como pareja cómica. Como ya supondréis, me refiero a “Los Cacos Mojados” Harry y Marv, interpretados por el imprescindible Joe Pesci y por el gran Daniel Stern.


Sinceramente, para mí al menos, ellos son el alma de la película. Son el gag puro del cine clásico basados en el “slapstick” de Keaton o Chaplin, pero esto lo trataremos más adelante, porque ambos merecen parte del texto.
Como ya sabemos, estos ladrones de poca monta se dedican a robar las casas que quedan vacías en Navidades y el premio gordo, es la casa de los McCallister. Creyéndola vacía deciden ir a robar, pero Kevin los engaña para que, al menos por el momento, crean que no se han ido. Tras varios intentos, Harry se percata de que Kevin está solo en casa


por lo que deciden ir a robar esa misma noche. Kevin, durante una breve visita a la iglesia y tras una charla con su vecino, el anciano descuartizador psicópata, decide que tiene que defender su casa cueste lo que cueste. 


Y aquí es donde realmente empieza la película, Además empieza de una manera sublime, ya que durante toda la escena en la que Kevin pone trampas y fortifica la casa, nos acompaña una gran partitura del maestro John Williams, encargado de engrandecer esta película con sus melodías, estamos hablando de “Setting the Trap” que os dejo a continuación para vuestro disfrute


El simple hecho de que esta película cuente con la participación de John Williams (Creador de otras grandísimas bandas sonoras como Star Wars, Indiana Jones, E.T, Superman, Parque Jurásico, La Lista de Schindler…) para crear su BSO, es un gran aliciente para volverla a ver y recrearse en ella, pues este hombre regala vida y vellos de punta con sus melodías.

Las inconfundibles notas que nos regala en esta comedia son pura delicia, por lo que os recomiendo que no dudéis en darle una oportunidad.  

Volviendo a la película y tras la preparación, comenzamos con una sucesión de gags que van “in crescendo” al igual que las risas, las cuales están más que aseguradas, si os gusta este tipo de humor.

Una escopeta de plomillos que apunta directamente a la frente de Marv que asoma la cabeza por la gatera.


Un pomo incandescente en la puerta principal que deja marcado a Harry con la letra M de McCallister


Un planchazo, literal, que Marv detiene con la cara.


O un soplete apuntando directamente a la cabeza de Harry, son sólo algunas de las escenas que harán que nos desternillemos en el sillón.


Veinte minutos de golpes y caídas que irán casando a la perfección, y que gracias a Joe Pesci y Daniel Stern, disfrutaremos más a medida que vayan recibiendo magulladuras, como por ejemplo, ¿os acordáis de los botes de pintura?

"Harry... Te falta un diente
Muchos descubrimos a Joe Pesci en esta película, sin saber lo que nos íbamos a encontrar si mirábamos atrás, pues venía de grandes películas como “Toro Salvaje”, “Érase Una Vez en América” o la tremenda “Uno de los Nuestros” acompañado de su amigo Robert De Niro, y lo que nos traería en el futuro, su breve aparición en “Una Historia del Bronx” (ya estáis tardando en verla si no la conocéis) o su agresividad explosiva en “Casino” Actualmente y para nuestra desgracia, se encuentra retirado de la interpretación, pero nos ha dejado joyas en el cine indiscutibles.


Daniel Stern, también retirado, tuvo una carrera más discreta aunque no escasa, quizá lo recordaréis en su papel “Cowboys de Ciudad” una divertida comedia que protagonizo junto a Billy Cristal o por su papel en la incomprendida película de comedia negra “Very Bad Things” A día de hoy está retirado del mundo del cine, pero podrás encontrarlo subiendo constantes videos cómicos en las redes sociales (desde su casa) para placer de sus fans.


Debo hacer mención especial al trabajo que hacen los actores de doblaje en esta película, sobre todo al grandísimo Salvador Aldeguer, que mimetiza a la perfección con Joe Pesci y como curiosidad, ¿sabéis quién dobla a Kevin en esta película, que hoy día es un famoso actor de doblaje? Más adelante daré la respuesta.
Es indiscutible que esta película se merece todos y cada una de las risas que consiguió provocar, ya sea porque es parte de nuestra infancia o porque le cogiésemos cariño a todos y cada uno de los personajes, es innegable que siempre será una comedia familiar a tener muy en cuenta, por algo la reponen todos los años desde que tenemos uso de razón.

Para ir terminando, os dejo con unas cuantas curiosidades, que tienen lo suyo.

-La película entró en el libro Guinness de los records como la película cómica que más había recaudado en taquilla, 533 millones de dólares.

-En una de las escenas finales, donde Marv y Harry consiguen capturar a Kevin donde Harry intenta morderle un dedo a Kevin, Joe Pesci realmente le mordió, dejándole una cicatriz a Macaulay Culkin.


-En el guion original, el tío Frank formaba parte del plan para robar la casa de los McCallister.


 -En la escena que Daniel Stern entra por la ventana descalzo, los adornos de navidad que pisa, son en realidad caramelos.


-El primo de Kevin, Fuller McCallister, es en la vida real Kieran Culkin, hermano pequeño de Macaulay Culkin


-Jeffrey Wiseman, el entrometido vecino que confunde Heather con Kevin al principio en el recuento de cabezas, se presentó al casting para conseguir el papel de Kevin McCallister y por un momento, lo fue (indirectamente)


-Uno de los secundarios de la película, John Candy, improvisó todas sus frases en la película.


-La foto que Kevin encuentra de la novia de su hermano Buzz, es en realidad un chico disfrazado, ya que Columbus veía cruel emplear la foto de una chica para reírse de ella.


-Una de las leyendas que podemos encontrar en esta película es la de que el rey del rock, Elvis Presley, aparece en una de las escenas, concretamente en la que Catherine O’Hara discute con el hombre del mostrador del aeropuerto, pues el hombre de barbas y chaqueta de atrás.


   “Auambabuluba balam bambu, señora deje la fila libre”
-La escena de la película de cine negro que Kevin ve mientras come una tarrina de helado y que posteriormente usa con Marv para asustarlo fue rodada expresamente para la película.

"Quédate con el cambio sabandija asquerosa"

-La escena en la que Marv tiene una tarántula en la cara fue grabada sin sonido y en una sola toma, pues por el bien de Daniel Stern, no querían asustar a la araña. El sonido del característico grito fue añadido después en post-producción.


-A día de hoy, Macaulay Culkin sigue llamando a Catherine O’Hara “mamá”
Ahora es el momento de desvelar a quién dobla hoy día el actor de doblaje que prestó voz a Macaulay Culkin en “Solo En Casa” y este actor es Jesús Pinillos, voz del doctor Leonard Hofstadter, de la exitosa serie “The Big Bang Theory”,


Bueno amigos, pues esperando que mi tercer artículo os haya gustado, inspirado en parte por el espíritu cinéfilo cercano a las navidades. Me despido con la seguridad de que alguna cadena volverá a emitir en estos días este clásico de la comedia americana, No os privéis de ella y disfrutad con calma de lo que se avecina.
Un saludo de vuestro humilde servidor, citándoos en el próximo artículo.
Os deseo una feliz Navidad, queridos Ochenters.


No hay comentarios: